viernes, 29 de mayo de 2020

EL COVID 19 Y LA REIVINDICACIÓN DEL CAMPO



Como en los viejos tiempos, en los cuales todo se movía entorno a la plaza de mercado, creo que a medida que intentamos llegar a la normalidad, tenemos que recuperar el comercio de productos del campo; primero como agradecimiento a los héroes que nos permitieron seguir vivos y en la lucha, Los agricultores y campesinos, y segundo, porque es la forma más fácil de reactivar la economía.

Si y aunque la sociedad inventó todo un mito alrededor de estos lugares de comercio, solo para favorecer a las grandes cadenas de abastecimiento, lo cierto es que el campo es la bases de la subsistencia humana, o ¿conoce a alguien que se haya alimentado todo este tiempo con petróleo, gasolina?, no creo, todos necesitábamos alimentos y ¿de donde salen?, de la tierra, del trabajo de millones de hombres y mujeres que se dedican por completo su día a cultivar la tierra para que el resto del mundo pierda su tiempo en pendejadas. Y  es que desde algunos años atrás la sociedad de consumo en su afán de llenar los bolsillos de unos pocos y justificar unas cuantas carreras universitarias que se dedicaron, a desprestigiar la labor del campo y su comercio, colocando infinidad de trabas y  mala publicidad; como por ejemplo, en los mercados campesinos de antes los productos eran envueltos en hojas, o el comprador llevaba la bolsa y empacaba lo que necesitaba y nadie se enfermaba por eso; ahora todo producto debe estar empacado en una bolsa de plástico de determinadas especificaciones, además empacados al vacío, y dentro de un montón de estipulaciones que al fin de cuentas solo encarecen el producto y favorecen a las grandes fabricas de plásticos y cadenas de supermercados, me pregunto ¿ de que sirvió tanto protocolo?, llego un virus, mato un montón de gente, nos envió a encerrarnos en nuestras casas y alteró el ritmo de vida del planeta, y no fue precisamente por una cebolla que no estaba envuelta en plástico.
Cuando comes natural,
vives natural, así de sencillo, después de millones de años aparentemente el hombre se dio cuenta de un supuesto error de la naturaleza, no envolvió sus  productos en plástico, ni les dio una excelente presentación comercial; que ridículo, la naturaleza es perfecta, la naturaleza no contamina ni daña al hombre, por el contrario, lo más letal para la naturaleza es el hombre.

Aparte de lo anterior tenemos la concepción de que los productos  venidos directamente del campo, deben ser regalados, por ejemplo la gente encuentra a un campesino vendiendo sus productos y le no quieren pagar el precio justo, le colocan el precio a su antojo, pero van a un supermercado o  una cadena de almacenes y pagan hasta tres veces el valor del mismo sin protestar; el campesino cobra por su  trabajo así como el abogado y el ingeniero cobra por lo  que sabe......¿por somos tan nocivos para menospreciar el trabajo de la tierra?; y en esta pandemia quedó demostrado el mundo puede sobrevivir sin abogados, ingenieros, artistas, grandes empresarios, sin políticos  y hasta sin médicos, pero no, sin la gente que trabaja en el campo, que cultiva los alimentos, sin ellos no existiríamos.

Ahora para retomar la segunda afirmación de este artículo, reactivar la economía, sencillo la circulación del dinero, siendo la alimentación la primera necesidad básica que el  hombre busca satisfacer, será entonces el primer renglón de la economía que como hasta ahora no ha parado, se moverá, y como un gran engranaje sera el renglón encargado de seguir moviendo la sociedad de consumo.

Cuando tu compras directamente al campesino o en la tienda de barrio permites que la circulación de dinero empiece, estas personas pagaran las deudas contraídas con otros, como la compra de insumos, el transporte
de los mismo, pagaran los arriendos, los servicios y así mismo estas personas seguirán también pagando a otros, y así sucesivamente el dinero circulara de mano en mano y reactivara el comercio y otros sectores económicos; recuerde que si compra en cadena de supermercados, el dinero de tu compra va directamente al banco, quien solo  a través de prestamos  coloca  a circular el dinero pues aparte que  gana altos intereses, muy  pocos  se benefician, ademas recordemos que los proveedores de las grandes cadenas de supermercados, dan a los mismo créditos comerciales de 90 días y mas......, entonces quienes en realidad colocan a circular el dinero?

Por lo anterior, a medida que podamos apoyemos los mercados campesinos, los negocios de  barrio, en fin apoyemos la economía local,  ya sea a nivel del barrio o municipio, compremos a los emprendedores, la panadería, en fin todos los negocios pequeños comerciantes y prestadores de servicios que son en realidad los que van a permitir que el dinero circule y beneficie a mas personas.

Y cada vez que veas a un campesino, acuérdate que es el verdadero héroe, es quien  nos permitió sobrellevar este confinamiento, fueron ellos quienes sostuvieron y sostendrán al mundo en las épocas difíciles.


viernes, 22 de mayo de 2020

COVID19:MALO O BUENO?



Esta pandemia, por ende nueva para la gran mayoría de personas en el mundo y muy pesar de su alto contagio y peligrosidad, también ha suscitado emociones encontradas en la gente.Pues si vemos que en muchas partes se despertó el espíritu de la bondad , volvimos a creer en la humanidad y como se podría salvar lo que queda del planeta; pues si en Sudáfrica se unieron pandillas enemigas para ayudar a los más necesitados,en Nápoles se cuelgan canastas para recoger y dar alimento a los menos favorecidos, en muchas partes del mundo las personas se han unido para dar comida a personas y animales hambrientos. Pero también está la otra parte, gobernantes que solo ve en esta pandemia una razón para mostrar su poderío, solo piensan en satisfacer  su ego; muchos gobiernos de Europa denunciaron el robo de contenedores repletos de tapabocas por parte de otros gobiernos, productores asiáticos de materiales sanitarios(telas,tapabocas, e insumos para fabricar medicamentos), advirtieron a latinoamérica y África que no les venderían de estos productos, pues Estados Unidos y la Unión Europea estaban pagando hasta tres veces el valor de estas mercancia, con tal de tenerlas y no dejar que llegarán  a otros países.
Y, mientras en gran parte del mundo se volcaron a proteger a los ancianos, por ser  la población más vulnerable, escuchamos también como algunos personajes daban su triste y mordaz sentencia de muerte; como Dan Patrick, vicegobernador de Texas, que declaró; "Los abuelos debe sacrificarse y dejarse morir para  salvar  la economía"....; Rick Santelli analista del canal CNBC opinó; "inyectar el virus a toda la población. Eso sólo aceleraría el curso inevitable… Pero los mercados se estabilizarían; el jefe de epidemiología del Centro Médico de la Universidad de Leiden en Holanda, Frits Rosendaal, declaró que "no se deben admitir en las UCI a personas demasiado viejas o demasiado débiles", ¿de donde obtuvimos la potestad de decidir quien vive y quien muere?, pero la esperanza aparece de nuevo; miles de médicos cubanos viajan a muchos países a contribuir en la lucha contra el Covid 19, aportando su conocimiento y dejando sus familias en la isla; aunque no solo ellos, en todo el planeta las personas vinculadas  con el área de la salud se han entregado y trabajan infatigablemente para salvar vidas, vidas de personas que quizás no conocen pero que hay que salvar.

Por otra parte, mientras en china muchas personas se ofrecieron como voluntarios para ayudar a levantar dos hospitales y los guardas de una reserva natural en Kenia, recibieron apoyo de muchas personas para que pudieran sostenerse y seguir cuidando el parque; o otros Países como en  Colombia se está buscando la forma para despedir a los trabajadores, evitar el pago de  sus salarios y derechos adquiridos, sólo para salvar a unos pocos. Vivimos en un mundo donde el dinero importa más que la vida misma; un mundo donde un derecho fundamental del ser humano como la salud, se convierte en simplemente una bandera de los líderes políticos, de derecha e izquierda, que se ondea en estas crisis, pero que en realidad, es algo que pocos les importa.

Mientras en algunos países de Europa y Asia los gobiernos se volcaron hacia su población mediante verdaderas ayudas para afrontar la difícil situación económica producida por la cuarentena obligatoria; en América Latina vemos que hasta en el pueblo más pequeño los mandatarios aprovecharon la situación para  sacar partida de la crisis y buscar llenar sus bolsillos, tal parece que para  ellos, aumentar  las fortunas individuales los hace inmunes  a la muerte.

Y  mientras la gran mayoría de personas difunde mensajes de esperanza y fortaleza a sus alrededor, también están las personas tóxicas que buscan mediante es el uso inadecuado de la información y de los medios, confundir e inyectar miedo en el entorno, aquellas que personas que dicen" tengo un amigo que trabaja en.....y el me dijo que las cosas no son así, que son de otra forma, que la situación es mucho peor, que nos ocultan la verdad"; esa personas definitivamente solo quieren desestabilizar a los demás, buscan confundir; son felices viendo como a su alrededor impera el miedo, recordemos que las crisis se superan con una gran dosis de esperanza, de calma y optimismo.

Otra cosas que no debemos olvidar, es la importancia del trabajo, en esta pandemia se han dedicado solo a hablar del personal de la salud que son los más importantes; y aunque si su  trabajo ha sido heroico e invaluable, no debemos menospreciar otras labores que nos han permitido sobrellevar la crisis, en este momento todo trabajo, toda actividad es de suma importancia; porque qué hubiera sido del mundo en esta pandemia, sin las personas que trabajan en labores de aseo? que seria del mundo sin las personas que         trabajan en el servicio doméstico, sin profesores etc, existe una Actividad poco valorada pero fundamental en nuestro diario vivir: me refiero a la gente que cultiva el campo y cuida los animales, ¿como estariamos ahora si ellos hubieran dejado de hacer su trabajo?, ¿ si los campesinos se hubieran refugiado en sus casas, no hubieran sembrado, no hubieran cuidado sus parcelas y mas  grave aun no hubieran recogido sus cosechas? ¿cómo nos hubiésemos alimentado en este aislamiento?, si los campesinos son la verdadera base de nuestra economía, nadie puede alimentarse de petróleo, de silicona, de oro, de un programa o una película; en fin de muchas riqueza que el hombre explota y que también nos dan bienestar, pero sea el momento de entender que la verdadera base  de toda economía es el campo, que por muchos avances tecnológicos que surjan, lo que produce la tierra jamás será igualado. 

Como lo he reiterado en Escritos anteriores, esta es una oportunidad para reinventarnos, y aunque algunas personas no pasarán la prueba, estoy seguro que la gran mayoría de nosotros aprendió mucha de esta pandemia, es una oportunidad de oro para renacer y recuperar las buenas costumbres, para respetar, para vivir a plenitud cada día; para valorar cada persona a nuestro alrededor, para entender que debemos tener empatía con el planeta; Es irónico cuando nos obligaron al distanciamiento entendimos que unidos no estábamos siendo fuertes, al contrario, nos hacíamos daño, ahora separados encontramos espacio para la  esperanza, para aunar esfuerzos en pos de los demás, aprendimos a compartir lo que tenemos, no, lo que nos sobra o nos sirve; ¡qué hermosa enseñanza¡.Ojala cuando esta crisis pase y volvamos todos a estar juntos derrotemos el egoísmo y sigamos pensando también en quienes nos rodean.










viernes, 15 de mayo de 2020

EL COVID 19:TECNOLOGIA O EXPERIENCIA?




leyendo y ahondando más en el tema del covid19 tan de moda por estos días y analizando que a pesar de los avances tecnológicos de los cuales la humanidad hace gala; uno se da cuenta que no ha sido suficiente para contener la pandemia del momento.y aunque la tecnología ha invadido todos los espacios de nuestra vida será muy complicado que reemplace acciones sencillas del hombre las cuales requieren de sentimientos y sentido común, algo que la tecnología no tiene.

Sí, podría decir que la información llega al mismo instante y eso es un punto su favor, pero... si nos enteramos de la pandemia casi desde el primer instante, porque occidente no ha sido capaz de contenerla? y por el contrario ha sido la parte donde más se ha sentido su efecto mortal; ¿porque en países como China, Corea del Sur, Vietnam, Singapur y Hong Kong fue menos devastador el Covid 19?; Por una sencilla razón, "Experiencia", si, la experiencia que han adquirido estos países en lo que va de este siglo, obtenida gracias a los diferentes brotes de virus que han sufrido en sus territorios.

Ahora si bien la tecnología ha sido un ayuda en esta pandemia, no es más sino eso, ayuda, porque en realidad las cosas que han evitado el aumento desmesurado del contagio del coronavirus está basado en inventos muy sencillos y que han permanecido con el hombre desde tiempos inmemoriales, me refiero a: la máquina de coser y el jabón. Es bien curioso mientras la tecnología busca abarcar toda la vida del hombre, y va, desde una simple llamada al otro lado del mundo hasta reflejarte y hacerte vivir una realidad ficticia casi con total realidad; no logra contener el avance del virus, pues, así te coloques tu teléfono móvil en tu nariz, no te va a proteger del virus como lo va a hacer el tapabocas, ni la más avanzada tecnología usada para programar millones de acciones en el planeta, va a producir un efecto tan positivo como el jabón en tus manos y eso lo han aprendido los chinos, Surcoreanos, Vietnamitas y singapurenses con las experiencias anteriores y que ahora sabiamente han sabido aplicar.

El jabón ha estado en nuestras vidas desde tiempos inmemoriales, de origen aún desconocido y que no es  más que una mezcla de una sustancia alcalina con una grasa vegetal o animal; La máquina de coser una invención de Thomas Saint a finales del siglo XVI, buscando hacer más fácil la costura de las telas.Estos dos inventos a pesar del paso del tiempo nos han permitido luchar contra un enemigo microscópico, incierto y letal; creo que en estos momentos en casi todos los rincones del planeta las máquinas de coser trabajan sin descanso buscando satisfacer la demanda de cubrebocas que se necesitan, así como el jabón se convirtió en nuestro más preciado escudo.

Con esto quiero recordar que hay cosas que nunca pasarán de moda y que muy pesar de avance tecnológico será muy difícil reemplazar.

Y hablando del pasado, junto con los dos maravillosos inventos anteriores su suma algo que también es del pasado y que es fruto de la experiencia; quiero mencionar a la cuarentena, que no es más que una medida preventiva, en la cual el cuerpo se protege de agentes externo y evita contagios. Nuestros antepasados lo sabían e inculcaron esa costumbre a su descendencia y es que lo que se gana con experiencia no se improvisa, y así las nuevas generaciones no crean en tales comportamientos, es muy cierto que esto ayuda mucho a nuestro organismo en su recuperación y como en el caso de las enfermedades contagiosas evita su propagación.Algo de lo cual la gente se toma muy a la ligera son las medidas de aislamiento en diferentes sucesos, como cuando las mujeres dan a luz a sus hijos, deben tener un periodo de cuarentena para que el organismo se recupere y vuelva a la normalidad, cuando nos afecta gripes o enfermedades virales se recomendaba cuarentena y aislamiento para permitir la recuperación y evitar la dispersión de gérmenes; aunque mucha gente se toma esta medida a chiste o peor aún a agüeros de las abuelas, lo cierto es que en esta pandemia, hemos aprendido que es una medida muy importante de salud.

Si bien el avance desaforado de la tecnología nos acerca más, no brinda muchos lujos y comodidades, es importante no dejar a un lado la larga experiencia dejada por el hombre en estos 2.500 millones de años, conocimiento que ha pasado de pueblo en pueblo y de generacion en generacion, lograda a través de la observación detenida del comportamiento del hombre y su entorno.cada ser humano es un baúl lleno de recuerdos y experiencias que merecen ser recordados y conservados por la nuevas generaciones, pues allí es donde reposa la llama de la sabiduría.

Quiero dejar una inquietud en todos los lectores, ¿de acuerdo a lo vivido en esta pandemia que es más importante? ¿la tecnología o la experiencia?.